El Blog de la Navidad
La Navidad en Aragón Liberal


Inicio


Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [303] Sindicar categoría
Adviento [26] Sindicar categoría
Cuaresma [10] Sindicar categoría
Cuentos [27] Sindicar categoría
Felicitaciones de Navidad [120] Sindicar categoría
Recursos navideños [38] Sindicar categoría
Reyes Magos [33] Sindicar categoría
Semana Santa [3] Sindicar categoría
Villancicos [50] Sindicar categoría

Archivos
Enero 2013 [2]
Diciembre 2012 [19]
Enero 2011 [10]
Diciembre 2010 [62]
Febrero 2010 [3]
Enero 2010 [17]
Diciembre 2009 [37]
Noviembre 2009 [7]
Junio 2009 [2]
Mayo 2009 [2]
Abril 2009 [4]
Marzo 2009 [8]
Febrero 2009 [4]
Enero 2009 [16]
Diciembre 2008 [92]
Noviembre 2008 [28]
Octubre 2008 [1]
Marzo 2008 [2]
Enero 2008 [26]
Diciembre 2007 [263]
Noviembre 2007 [3]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


Recursos navideños


Al poner el Belén

Como cada año, el día 24 me espera ayudar a mis sobrinos a montar el pesebre (belén) en casa de mi madre.

Este año tendré en cuenta las palabras del Papa dichas el pasado día 13 a los niños: “Queridos jóvenes amigos: cuando pongáis el Niño Jesús en la gruta o en la cabaña, ofreced una oración por el Papa y por sus intenciones. ¡Gracias!”. Esta es la petición que Benedicto XVI ha dirigido a unos 2000 niños reunidos  el domingo en la plaza de San Pedro, con motivo de una antigua tradición romana que reúne a muchas familias el tercer domingo de Adviento en esta famosa plaza. Los niños muestran al Papa las imágenes del Niños Jesús que ocuparan su lugar en las cunas de los belenes. El Papa bendice a los niños, a las familias, y a las imágenes del “Niño Jesús”.
 
http://www.aragonliberal.es/adm/shimgGrande.asp?anyo=2010&notid=44551&imgno=1

Creo que en el día de Navidad nuestra gran tarea ahora consiste ante todo en sacar nuevamente a la luz la prioridad de Dios. Hoy lo importante es que se vea de nuevo que Dios existe, que Dios nos incumbe y que Él nos responde. Y que, a la inversa, si Dios desaparece, por más ilustradas que sean todas las demás cosas, el hombre pierde su dignidad y su auténtica humanidad, con lo cual se derrumba lo esencial. Por eso, “creo yo, hoy debemos colocar, como nuevo acento, la prioridad de la pregunta sobre Dios” decía en aquella ocasión en Papa y que simplemente pretendo se conozcan.
 
Domingo Martínez Madrid

Por foro aragón liberal - 24 de Diciembre, 2010, 6:06, Categoría: Recursos navideños
Enlace Permanente | Referencias (0)

Origen de algunas tradiciones de Navidad

Las tradiciones y costumbres son una manera de hacer presente, de recordar lo que ocurrió en el pasado. Son hechos y obras que se transmiten de una generación a otra de forma oral o escrita. La palabra tradición viene del latín “traditio” que viene del verbo “tradere” que significa entregar. Se podría decir que tradición es lo que nuestros antepasados nos han entregado.

Autor: Tere Fernández

Catholic.net



En el caso de la Navidad, lo más importante de las tradiciones y costumbres no es sólo el aspecto exterior, sino su significado interior. Se debe conocer por qué y para qué se llevan a cabo las tradiciones y costumbres para así poder vivirlas intensamente. Este es un modo de evangelizar.

Existen muchas tradiciones y costumbres de la Navidad que nos ayudan a vivir el espíritu navideño, pero debemos recordar que este espíritu se encuentra en la meditación del misterio que se celebra.

A continuación, presentaremos algunas de éstas con una pequeña explicación acerca de su significado y origen:

El árbol de Navidad

Los antiguos germanos creían que el mundo y todos los astros estaban sostenidos pendiendo de las ramas de un árbol gigantesco llamado el “divino Idrasil” o el “dios Odín”. A este dios se le rendía culto cada año, durante el solsticio de invierno, cuando para ellos, se renovaba la vida. La celebración de ese día consistía en adornar un árbol de encino con antorchas que representaban a las estrellas, la luna y el sol. En torno a este árbol bailaban y cantaban adorando a su divinidad.


Cuentan que San Bonifacio, evangelizador de Alemania, derribó el árbol que representaba al dios Odín y en el mismo lugar plantó un pino, símbolo del amor perenne de Dios. Lo adornó con manzanas y velas, dándole un simbolismo cristiano. Las manzanas representaban las tentaciones, el pecado original y los pecados de los hombres; las velas representaban a Cristo, la luz del mundo y la gracia que reciben los hombres que aceptan a Jesús como Salvador.

Esta costumbre se difundió por toda Europa en la Edad Media. Por medio de la Conquista española y las migraciones, esta tradición llegó a América. Poco a poco, la tradición fue evolucionando: se cambiaron las manzanas por esferas y las velas, por focos que representan la alegría y la luz que Jesucristo trajo al mundo.

Las esferas, actualmente, simbolizan las oraciones que hacemos durante el periodo de Adviento. Los colores de las esferas también tienen un significado simbólico:

  • azules; oraciones de arrepentimiento

  • plateadas; de agradecimiento

  • doradas; de alabanza

  • rojas; de petición

  • Se acostumbra poner una estrella en la punta del pino que representa la fe que debe guiar nuestras vidas.

    También, se suelen poner adornos de diversas figuras en el árbol de Navidad. Éstos representan las buenas acciones y sacrificios, los “regalos” que le daremos a Jesús en la Navidad.

    Para aprovechar la tradición: Se sugiere adornar el árbol de Navidad a lo largo de todo el Adviento, explicando a los niños su profundo simbolismo crisitiano. Los niños elaborarán sus propias esferas (24 a 28, dependiendo de los días que tenga el Adviento) con una oración o un propósito en cada una. Conforme pasen los días, las irán colgando en el árbol de Navidad, hasta el día del Nacimiento de Jesús.

    Las tarjetas de Navidad

    La costumbre de enviar mensajes navideños se originó en las escuelas inglesas, donde se pedía a los estudiantes que escribieran algo que tuviera que ver con la temporada navideña, antes de salir de vacaciones de invierno. Las tarjetas se enviaban por correo a su casa y así sus padres recibían un mensaje de Navidad.

    En 1843, W.E. Dobson y Sir Henry Cole hicieron las primeras tarjetas de Navidad impresas, con la única intención de poner al alcance del pueblo inglés las obras de arte que representaban al Nacimiento de Jesús.

    En 1860, Thomas Nast, creador de la imagen de Santa Claus, organizó la primera venta masiva de tarjetas de Navidad en las que aparecía impresa la frase “Feliz Navidad”.

    Es una costumbre muy bonita, pues a través de las tarjetas se puede comunicar a todos nuestros seres queridos la alegría que sentimos por el Nacimiento de Cristo.

    Los villancicos

    Se dice que el compositor de los primeros villancicos fue el Marqués de Santillana, que compuso una serie de canciones para celebrar, con sus tres hijos, el misterio de la Navidad.

    Sin embargo, los primeros villancicos que se conocen fueron compuestos por los evangelizadores en el siglo V, con la finalidad de llevar la Buena Nueva a los aldeanos y campesinos que no sabían leer.

    Sus letras hablaban sobre el Misterio de la Encarnación en lenguaje popular y estaban inspirados en la liturgia de la Navidad.

    Como se llamaba “villanus” al aldeano, con el tiempo, el nombre cambió a “villancicos”. Éstos hablan en un tono sensible e ingenioso de los sentimientos de la Virgen María y de los pastores ante el Nacimiento de Cristo.

    En el siglo XIII, se extienden por todo el mundo junto con los nacimientos de San Francisco de Asís.

    Los villancicos favorecen la participación en la liturgia de Adviento y de Navidad. Cantar villancicos es un modo de demostrar nuestra alegría y gratitud a Jesús y escucharlos durante el Adviento ayuda a la preparación del corazón para el acontecimiento de la Navidad.

    San Nicolás

    La imagen de Santa Claus, el viejecito regordete y sonriente que trae regalos a los niños buenos el día de Navidad, tuvo su origen en la historia de San Nicolás.



    Nicolás nació en una antigua provincia de Asia Menor, en el siglo IV. La capital, Mira, estaba cerca del mar (hoy, corresponde al sudoeste de Turquía) y era una sede episcopal. Nicolás fue escogido obispo de esta sede y ahí se hizo famoso por su extraordinaria piedad. Estuvo encarcelado por defender su fe durante la persecución de Diocleciano. Sus reliquias se encuentran en el pueblo de Bari, Italia.

    Existen varias leyendas que hablan acerca de la vida de este santo:

    Se dice que fue heredero de una gran fortuna, misma que dedicó a ayudar a los pobres que conocía. Nicolás era feliz ayudando a los demás, especialmente a los pobres y a los esclavos. Era bueno, generoso y tenía un gran sentido del humor.

    En cierta ocasión, el jefe de la guardia romana de aquella época, llamado Marco, quería vender como esclavo a un niño muy pequeño llamado Adrián y Nicolás se lo impidió.

    En otra ocasión, Marco quería apoderarse de unas jovencitas si su padre no le pagaba una deuda. Nicolás se enteró del problema y decidió ayudarlas. Tomó tres sacos llenos de oro y en la Noche de Navidad, en plena obscuridad, llegó hasta la casa y arrojó los sacos por la chimenea, salvando así a las muchachas.

    Marco quería acabar con la fe cristiana, mandó quemar todas las iglesias y a encarcelar a todos los cristianos que no quisieran renegar de su fe. Así fue como Nicolás fue capturado y encarcelado.

    Cuando el emperador Constantino se convirtió a la fe católica, liberó a todos los cristianos y Nicolás era ya viejo. Cuando salió de la cárcel, tenía la barba crecida y blanca y llevaba sus ropajes rojos, que lo distinguían como obispo. Con todo, los largos años de cárcel no lograron quitarle su bondad y su buen humor.

    Los cristianos de Alemania tomaron la historia de los tres sacos de oro echados por la chimenea el día de Navidad y la imagen de Nicolás al salir de la cárcel, para entretejer la historia de Santa Claus, viejecito sonriente y gordinflón, vestido de rojo, que entra por la chimenea el día de Navidad para dejar regalos a los niños buenos.

    El Nombre de Santa Claus viene de la evolución paulatina del nombre de San Nicolás: St. Nicklauss, St. Nick, St. Klauss, Santa Claus, Santa Clós.

    Para dar un sentido cristiano a la tradición: El ejemplo de San Nicolás nos enseña a ser generosos, a dar a los que no tienen y a hacerlo con discreción, con un profundo amor al prójimo. Nos enseña a estar pendiente de las necesidades de los demás, a salir de nuestro egoísmo, a ser generosos no sólo con nuestras cosas sino también, con nuestra persona y nuestro tiempo.

    La Navidad es un tiempo propicio para imitar a San Nicolás en sus virtudes. Cada año, parece como si el espíritu de Nicolás efectivamente viniera a la tierra y se introdujera a todas las casas de manera misteriosa (tal vez por la chimenea), influyendo en todas las personas, que en esta época se muestran más dispuestos que nunca a dar regalos, desprenderse de lo propio y ayudar a los demás. Seguramente, San Nicolás ha de sonreír desde el Cielo, al ver cómo la gente se vuelve generosa y desinteresada, ocultando su identidad detrás de la imagen exagerada y graciosa de él mismo.

    Los nacimientos

    El Papa San Sixto III, en el siglo V, ya celebraba la Navidad con algunas representaciones del nacimiento de Cristo que se realizaban en una gruta semejante a la de Belén que él mismo había mandado construir en una Iglesia.
    Sin embargo, se considera a San Francisco de Asís el fundador de los Nacimientos quien, en 1223, quiso celebrar una “Noche Buena” en la que se reviviera el recuerdo de Jesús nacido en Belén.


    Para que todos pudieran comprender mejor las condiciones en que sucedió, puso un Nacimiento en el bosque con personas y animales vivos. Esta actividad gustó mucho a las personas que asistieron y se popularizó. Con el paso del tiempo, la falta de espacio obligó a sustituir a las personas y animales con figuras de madera o de barro. Esta tradición fue acogida con gran cariño por todo el mundo cristiano desde el siglo XVI.

    Para dar un sentido cristiano a la tradición: Poner un Nacimiento en casa, en el que podemos contemplar la imagen de Belén, el pesebre, lo pastores, los magos, José y María, puede ser además de una actividad que fomenta la unión familiar, una imagen que nos ayude a meditar en el misterio de la Navidad y en las virtudes de cada uno de los personajes. A través de los sentidos, se eleva nuestro espíritu ante este gran acontecimiento. El Nacimiento nos invita a reflexionar en el gran misterio de Dios hecho hombre por amor al hombre.


    Preparar con alegría y oración nuestro corazón para la venida de Jesucristo. Recordar y vivir los momentos que pasaron José y María antes del nacimiento de Jesús.

    Las piñatas y los aguinaldos

    Las piñatas tienen su origen en China, donde en primavera, al inicio del año chino, se llevaba a cabo una ceremonia en la cual los chinos elaboraban con papel la figura de un buey, la cubrían con papeles de colores y le colgaban algunos adornos con motivos agrícolas.



    Los colores de la figura simbolizaban las condiciones en que se desarrollaría el año con respecto a la agricultura. Se rellenaban con cinco clases de semillas que caían cuando los mandarines le pegaban a la piñata con varas de diferentes colores. Cuando ya estaba vacía, se quemaba y la gente trataba de obtener parte de las cenizas considerando que daba buena suerte para todo el año.

    Al pasar esta costumbre a Europa, en Italia la utilizaron para las fiestas de Cuaresma, dándole un sentido religioso:

    La piñata está hecha con una olla de barro cubierta con papel de colores brillantes y representa al demonio, que suele presentar al mal como algo llamativo para que cautive al hombre y caiga en la tentación.

    La piñata clásica tiene siete picos que representan a los siete pecados capitales: soberbia, avaricia, lujuria, ira, gula, envidia y pereza.

    El hombre que le pega a la piñata representa la fe que debe ser ciega, por eso lleva una venda en los ojos. Con la ayuda de Dios, se destruye al mal y así se descubren los frutos que hay dentro de la piñata y se dejan caer las gracias de Dios.

    El palo con que se le pega a la piñata representa a la fuerza de la virtud que rompe con los falsos y engañosos deleites del mundo. Las virtudes que hay que cultivar para vencer los pecados capitales son: contra la soberbia, la humildad; contra la avaricia, la magnanimidad; contra la ira, la paciencia; contra la envidia, la generosidad; contra la lujuria, la castidad; contra la gula, la templanza; contra la pereza, la diligencia.

    El relleno de la piñata es símbolo del amor de Dios porque al romper con el mal, se obtienen los bienes anhelados; es símbolo de esperanza porque todos ven hacia arriba, con los ojos puestos en el cielo que es de donde vendrá el premio celestial

    De Italia, la costumbre de romper piñatas en Cuaresma llegó a España y los españoles organizaron una fiesta el primer domingo de cuaresma. a la que llamaron “Baile de la piñata”. Romper la piñata al inicio de la Cuaresma, simbolizaba el deseo de acabar con el mal en la propia vida, la conversión del corazón para volver a Dios y recibir los bienes eternos.

    A principios del siglo XVI, esta tradición era desconocida en América. Sin embargo, en México, los indios mayas, que gustaban mucho del deporte, tenían un juego en el que trataban de romper con los ojos vendados una olla de barro llena de chocolate que se balanceaba detenida de una cuerda. A los frailes evangelizadores se les ocurrió que serviría de catequesis el dar un sentido religioso al juego de la olla, enseñándoles el significado religioso de las piñatas y promoviendo que se rompieran durante el tiempo de adviento como un complemento a las fiestas de las posadas y con el mismo sentido de conversión que le daban los europeos.

    Los aguinaldos son bolsitas o canastas con dulces y galletas que se entregan a las personas que, por su edad o por su salud, no pueden acercarse a recoger los dulces y las frutas de las piñatas. La idea de que nadie se quede sin recibir los beneficios de la piñata y sin participar de la alegría de la fiesta.

    Las pastorelas

    En el siglo XVI, en Italia, Torcuato Taso dio a conocer el género teatral “fábula pastoril” que era una pastorela o villancico escenificado. La palabra pastorela viene del italiano “pastorella”, que en español significa pastorcilla.

    En México, los mayas y los aztecas, hacían representaciones dramáticas de diferente tipos: cacerías, hombres disfrazados de animales, curaciones importantes, etc. Estas representaciones tenían un carácter religioso y se llevaban a cabo frente a los templos de sus dioses. Los misioneros aprovecharon las inquietudes teatrales y religiosas del pueblo para evangelizarlos, suplantando poco a poco sus ritos paganos por las pastorelas.

    El inicio formal de las pastorelas, según algunos historiadores, fue en 1527 en Cuernavaca con “La comedia de los reyes”. En 1530, se escenificó “La Natividad Gozosa de nuestro Salvador”. Poco a poco, se comenzó a escenificar el peregrinar de José y de la virgen María y se fueron incorporando las aventuras de los pastores y las tentaciones que lograron vencer para llegar a Jesús. En las pastorelas se ve claramente la lucha entre el bien y el mal.

    Las pastorelas son una bellísima, tierna e ingenua representación escénica, de marco festivo y alegre, que refiere acontecimientos previos a la venida de Jesús y termina con el esplendor inocente del pesebre y la adoración de los pastores. En ésta se mezclan personajes divinos y humanos donde el destino eterno de los hombres ocupa el papel central de la trama. Los personajes centrales son Dios, la Virgen y los pastores que acuden a adorar al niño Jesús en la gruta de Belén. Las pastorelas son jocosas y alegres, presentan al diablo ridiculizándolo y terminan siempre con su derrota, con el triunfo del bien sobre el mal. Se trata de despertar en los oyentes los más nobles sentimientos de amor, dando una moraleja y un mensaje de tipo religioso donde se exalta la fe cristiana.


    Presentación de una Pastorela en cuatro cuadros

    Por Catholic.net - 20 de Diciembre, 2010, 8:42, Categoría: Recursos navideños
    Enlace Permanente | Referencias (0)

    El Belén que puso Dios, de Enrique Monasterio



    Esta semana leí el precioso libro "El Belén que puso Dios" que ya va siendo un clásico por Navidad. Ayer un amigo me comentó que todos los años lo lee por estas fechas para acercarse al Belén y hacer oración. Y es que en Navidad nos volvemos todos un poco niños y Don Enrique Monasterio nos facilita magníficamente la tarea.

    El libro son de hecho meditaciones ante el Belén, su origen está en las enseñanzas que San Josemaría Escrivá hizo a sus hijos, para meterse en las escenas de la vida del Señor, en especial, en esta época, en el Pesebre, siendo un pastorcito más, o, como él decía... el perro fiel que está a los pies de San José.

    Don Enrique, con una gracia "infinita" ayuda a sus alumnas a meterse en el Portal, y trata con grandísimo cariño a todos los personajes, desde la empleada de hogar, el "tonto" Zabulón, la estrella "Oriente", el burro que tiene un lucero en la frente, como tú y yo, porque nos ha mirado Dios, el posadero, un paje de los Reyes Magos, y... siempre podrás tú escribir con tu imaginación un nuevo capítulo que será personal, entrañable, que quedará entre tú y Dios y, al mismo tiempo, altísima oración.

    En definitiva: una obra maestra para leer por Navidad.

    frid

    Título: El Belén que puso Dios (1995)

    Autor: Enrique Monasterio

    Ediciones Palabra, 5ª Edición, Madrid 2000

    Por Federico Rodríguez de Rivera - 18 de Diciembre, 2010, 5:30, Categoría: Recursos navideños
    Enlace Permanente | Referencias (0)

    El Árbol de Navidad del Vaticano se enciende hoy



    Benedicto XVI recibió esta mañana a una delegación de la localidad de Luson, un pueblecito de la provincia de Bolzano, que se halla en la región italiana del Alto Adigio (Tirol del Sur), que este año ha regalado el árbol de Navidad que se coloca al lado del Portal de Belén en la Plaza de San Pedro.

    El árbol, que se encenderá esta tarde durante una ceremonia presidida por el cardenal Giovanni Lajolo, presidente de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano, es un abeto rojo de 34 metros de altura y 93 años de edad. Acompañan a este ejemplar otros 50 abetos de la misma región que se colocarán en diversos lugares del Vaticano.

     
      El Santo Padre dijo que el abeto, "que se encontraba a una altitud de 1.500 metros y se ha talado sin dañar la vida del bosque, estará junto al pesebre hasta que terminen las fiestas navideñas".
     
      "El árbol de Navidad -dijo- enriquece el valor simbólico del pesebre, que es un mensaje de fraternidad y de amistad; una invitación a la unidad y a la paz; una invitación a hacer espacio en nuestra vida y en la sociedad a Dios, que nos ofrece su amor omnipotente a través de la frágil figura de un niño, porque quiere que a su amor respondamos libremente con nuestro amor. El pesebre y el árbol llevan, por tanto, un mensaje de esperanza y de amor, y ayudan a crear el ambiente propicio para vivir en la justa dimensión espiritual y religiosa el misterio del nacimiento del Redentor".

    VIS


    Por foro aragón liberal - 18 de Diciembre, 2010, 5:09, Categoría: Recursos navideños
    Enlace Permanente | Referencias (0)

    Éxito del Belén gigante de la Sala CAI Luzán con más de 21.000 visitantes

    La exposición estará abierta al público hasta el martes 5 de enero; la entrada es libre

    Esta muestra forma parte del amplio programa de CAI para Navidad, que incluye, entre otras actividades, el Cartero de los Reyes Magos (sede social CAI) y la otra gran exposición:

    Nacimientos del Mundo (Centro Joaquín Roncal de la Fundación CAI-ASC)

    Desde que se inauguró el pasado miércoles 9 de diciembre, 21.162 personas han visitado hasta ayer domingo el belén gigante instalado en la Sala CAI Luzán de Caja Inmaculada (Pº Independencia 10), lo que demuestra la excepcional acogida que está teniendo por parte del público.

    La exposición del belén estará abierta hasta el martes 5 de enero, de 11.30 h. a 13.30 h. y de 18 h. a 21 h, todos los días, excepto el 1 de enero. La entrada es libre.

    Los días de mayor afluencia de público han sido el domingo 27 y el sábado 12 de diciembre, con 4.971 y 3.408 visitas, respectivamente.

    El belén tiene más de 64 m2, 2,50 metros de altura y 200 figuras policromadas realizadas en barro y resina.

    La Asociación Amigos del Belén de Zaragoza ha construido este espectacular belén, con la colaboración de Caja Inmaculada. En su montaje la Asociación ha invertido más de 500 horas y ha empleado como materiales: corcho, porexpán, tierras coloreadas, musgo de invernadero y otros elementos habituales en este tipo de creaciones.

    Esta muestra forma parte del amplio programa de CAI para Navidad, que incluye, entre otras actividades:

    · Cartero Real (Sede social CAI. Paseo Independencia, 10) Días: hasta al 5 de enero (excepto el día 1 de enero). Horario: de 17 a 19 h.
    · Exposición Nacimientos del Mundo (Centro Joaquín Roncal de la Fundación CAI-ASC) Días: hasta el 8 de enero. Horario: Lunes a sábado: de 11 a 13.30 h. y de 17 a 21 h. (excepto el domingo y día 1 de enero, que permanecerá cerrada).

    Por foro aragón liberal - 3 de Enero, 2010, 11:42, Categoría: Recursos navideños
    Enlace Permanente | Referencias (0)

    En los balcones

     En estos días, pasados los de Navidad propiamente, hablando con un amigo que sé ha recorrido algunos pueblos de la geografía española, le he preguntado que sentido de la Navidad ha visto entre la gente sencilla de los pueblos. "En todos, me respondió, he visto al Niño Jesús en balcones y aún queda una profunda religiosidad". Pienso que  el continuado empeño del Gobierno y de los partidos políticos que apoyan estas posturas en el Parlamento, de barrer de los espacios públicos los símbolos cristianos, como el crucifijo o los belenes, han provocado que numerosos católicos se sumen a la iniciativa de lucir en los balcones la imagen del Niño Jesús. Es el resultado de una campaña sectaria, contra los sentimientos religiosos de una gran mayoría de españoles. Considero que es una reacción más de unos ciudadanos que se sienten hostigados por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que desde que llegó a La Moncloa, ha conseguido sacar a muchos españoles a la calle a defender el patrimonio cristiano, en definitiva a defender su libertad. 

    Pedro Piqueras

    Por foro aragón liberal - 1 de Enero, 2010, 9:38, Categoría: Recursos navideños
    Enlace Permanente | Referencias (0)
    Etiquetas:

    Meditación ante la Navidad

    En Aragón Liberal

    En ocasiones, se confunde la libertad con la espontaneidad. Viene bien una reflexión irónica de J. A. Marina: “Todos los burros que conozco son, desde luego, muy espontáneos, pero tengo mis dudas acerca de su libertad”.  

    “Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros” (Juan 1, 14). En esta frase se contiene la profundidad de un hecho misterioso: la Encarnación. Dios asume la condición de criatura. Lo que sucedió en Belén hace algo más de dos mil años tiene un valor universal. “No hay bajo el cielo otro nombre (Jesús) por el que podamos ser salvados.” (Act. 4, 12). Y esto es así para aquellos seres humanos que lo reconocen, para los que no le conocen y para los que lo rechazan. Este acontecimiento único sucedió en la mayor humildad. Ninguno de nosotros hubiera elegido esta forma de nacer, no lo comprendemos ni lo comprenderemos jamás si no nos acercamos interiormente, con esfuerzo, a lo que Él dijo en su vida pública: “Aprended de mí que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso…” (Mateo, 11, 29). Nosotros solemos ser soberbios de corazón y así, es imposible encontrarle aunque formulemos oraciones con nuestros labios. Tratar a Dios es algo grandioso, es dejarse tocar por la ternura de un Padre único pero hay que querer de verdad. Y cuando quiere, el corazón humano se agranda, tiene un coeficiente de dilatación considerable. Cuando el ser humano se abre a Dios Encarnado, sucede lo siguiente, como una consecuencia: se descubre el espíritu de servicio hacia los demás, se redescubre la fraternidad.

    Buscamos lo llamativo, lo novedoso, el espectáculo. Dios quiere lo sencillo, lo ordinario de cada día engrandecido por el amor. Jesús espera que nos despojemos de las varias caretas que podamos llevar puestas, nos invita a vivir la sencillez, a fiarnos de su palabra y a volver a Él aunque estemos en un punto que nos parece muy lejano. Todo es posible para el que cree o quiere creer. ¿Y para qué creer en horóscopos, en cartas, en bolas de cristal, en supersticiones? Resulta paradójica y ridícula la situación que refleja el punto 587 de “Camino”: “Risa y vergüenza nos dio aquel poderoso que perdía su tranquilidad al oír una determinada palabra, de suyo indiferente e inofensiva – que era, para él, de mal agüero – o al ver girar la silla sobre una pata.” Más nos vale a todos creer en Dios y preparar ese más allá que tenemos a la vuelta de la esquina, pero no especulando sino viviendo con la dignidad de hijos de Dios y tratando a los demás fraternalmente.

    Una vez, una persona me dijo: “¿Te has parado a considerar la grandeza de la dignidad humana que ha llevado a todo un Dios a encarnarse para redimir a todo el género humano?” Era una conversación, en un despacho y hablando de asuntos profesionales, que tomó ese rumbo. Se quedó grabada en mi mente. Si, cada ser humano es único e irrepetible, no cabe más que el respeto a cada vida humana desde su inicio hasta el final.  Otra consideración que me sugiere la Navidad es la de que cada persona es libre desde lo más profundo de su ser, tiene capacidad para alcanzar la máxima grandeza o la mayor degradación. Y, por supuesto, ningún cautiverio, prisión o castigo pueden suprimir su libertad interior, es un hecho comprobado. Esta libertad que pregona la dignidad de la persona es la base de los derechos humanos. Alguien dijo que “Dios corre el riesgo de nuestra libertad” y es así, no quiere esclavos sino hijos que vayan a Él libremente.

    En ocasiones, se confunde la libertad con la espontaneidad. Viene bien una reflexión irónica de J. A. Marina: “Todos los burros que conozco son, desde luego, muy espontáneos, pero tengo mis dudas acerca de su libertad”. Y otra cosa, la libertad no es ausencia de vínculos. Saint Exupery dijo que la valía de una persona puede medirse por el número y la calidad de sus vínculos. Por lo tanto, quien pretende almacenar intacta su capacidad de optar no es libre, es un prisionero de su indecisión o de su comodidad.

    Podemos, si queremos, limpiar nuestros ojos y mirar al Niño que está en el pesebre, estamos ante la infinitud del amor de Dios hacia cada uno de nosotros. Es cierto que nuestra mente no capta la infinitud del poder de Dios y, menos, la infinitud de su amor. Pero podemos aproximarnos.  Benedicto XVl ha dicho, hace unos días: “El verdadero conocimiento de Dios consiste en la experiencia personal, profunda, de Jesucristo y de su amor.” Y esto sólo es posible si dedicamos un tiempo de cada día a la oración, al encuentro con Él. Nos asombraríamos, si somos constantes, al experimentar que tenemos más tiempo para dedicarlo a los demás. De esta manera no estaremos centrados en nuestros problemas personales y no formaremos parte de esa “muchedumbre solitaria”: mucha gente concentrada en distintos lugares con una gran soledad interior.

    Carlota Sedeño Martínez

    Por foro aragón liberal - 1 de Enero, 2010, 9:36, Categoría: Recursos navideños
    Enlace Permanente | Referencias (0)
    Etiquetas:

    Catequesis navideña de Benedicto XVI: "En el Niño Jesús se manifiesta el amor de Dios"

    23.12.2009.

    En Aragón Liberal


     

    EN EL NIÑO JESUS SE MANIFIESTA EL AMOR DE DIOS
     
    CIUDAD DEL VATICANO, 23 DIC 2009 (VIS).-En la audiencia general de este miércoles, celebrada en el Aula Pablo VI, el Papa habló sobre la Navidad.
     
      Al inicio de la catequesis, el Santo Padre explicó que "el año litúrgico de la Iglesia no se desarrolló inicialmente partiendo del nacimiento de Cristo, sino de la fe en su resurrección. Por eso, la fiesta más antigua del cristianismo no es la Navidad, sino la Pascua. La resurrección de Cristo funda la fe cristiana, está en la base del anuncio del Evangelio y hace nacer a la Iglesia".
     
      "El primero que afirmó con claridad que Jesús nació el 25 de diciembre fue Hipólito de Roma, en su comentario al Libro del profeta Daniel, escrito hacia el 204".
     
      Benedicto XVI señaló que "en el cristianismo, la fiesta de Navidad asumió una forma definida en el siglo IV, cuando sustituyó a la fiesta romana del "Sol invictus", el sol invencible; de este modo, se puso de relieve que el nacimiento de Cristo es la victoria de la verdadera luz sobre las tinieblas del mal y del pecado. Sin embargo, la atmósfera espiritual particular e intensa que rodea a la Navidad se desarrolló en la Edad Media, gracias a San Francisco de Asís, que estaba profundamente enamorado del hombre Jesús, del Dios con nosotros".
     
      "De esta particular devoción al misterio de la Encarnación -continuó- nació la famosa celebración de la Navidad en Greccio. (...) Con San Francisco y su belén se resaltaba el amor inerme de Dios, su humildad y su benignidad, que en la Encarnación del Verbo se manifiesta a los seres humanos para enseñar un nuevo modo de vivir y de amar".
     
      El Papa recordó que en la primera biografía sobre el santo de Asís, Tomás de Celano cuenta que "en la noche de Navidad se le concedió a Francisco la gracia de una visión maravillosa. Vio a un niño pequeño inmóvil en el pesebre, que se despertó del sueño precisamente por la cercanía de Francisco".
     
      "Gracias a San Francisco, el pueblo cristiano ha podido percibir que en Navidad, Dios es realmente el "Emmanuel", el Dios con nosotros, del que no nos separa ninguna barrera y no está lejos. En aquel Niño, Dios se hizo tan cercano a cada uno de nosotros que podemos mantener con él una relación confidencial de profundo afecto, como hacemos con un recién nacido".
     
      El Santo Padre subrayó que "en aquel Niño se manifiesta Dios-Amor: Dios viene sin armas, sin la fuerza, porque no pretende conquistar, por decir así, desde fuera, sino que desea más bien ser acogido por el ser humano en la libertad; Dios se hace niño indefenso para vencer la soberbia, la violencia, el deseo de poseer del hombre. En Jesús, Dios ha asumido esta condición pobre y humilde para vencernos con el amor y conducirnos a nuestra verdadera identidad".
     
      "Su condición de Niño nos indica, además, cómo podemos encontrar a Dios y gozar  de su presencia. (...) Quien no ha entendido el misterio de la Navidad -terminó-, no ha entendido el elemento decisivo de la existencia cristiana. Quien no acoge a Jesús con un corazón de niño, no puede entrar en el reino de los cielos: esto es lo que San Francisco ha querido recordar a los cristianos de su tiempo y de todos los tiempos, hasta hoy".


    VIS 091223 (570)

    Por foro aragón liberal - 23 de Diciembre, 2009, 22:56, Categoría: Recursos navideños
    Enlace Permanente | Referencias (0)

    Vivir la Navidad

    La Navidad se espera como todo acontecimiento que tiene un fundamento real.

    0 comentarios 

    Pero la Navidad, no es solo un tiempo litúrgico, familiar y afectivo, son unos días que nos llevan a recordar y a profundizar en la venida de Jesús a la Tierra.

    Toda venida, toda espera tiene su adviento. En ese adviento se van acomodando recuerdos, vivencias y alegrías.

    Son Fiestas entrañables para pequeños y mayores.

    Son Fiestas de alegría y añoranzas.

    De deseos y propósitos.

    De cambiar y actuar.

    De vivir la convivencia no tanto por presión, como por convicción.

    ¡A los cristianos nos gusta la Navidad!

    Pero no queremos vivirla contra corriente, queremos hermanarnos con los que van poco a poco descolgándose del sentido auténtico de estos días, perdiendo el norte de su significado y la ilusión que estos días conlleva.

    Me atrevo a infundir esperanza a los desorientados, a los que tiene por meta el consumismo, el despego de la tradición y a los que echan por la borda aquello que en otras épocas le hicieron felices.

    Inés Robledo Aguirre

    Por foro aragón liberal - 19 de Diciembre, 2009, 20:31, Categoría: Recursos navideños
    Enlace Permanente | Referencias (0)

    Navidad mexicana en El Vaticano


    Por: Redacción

    El nacimiento y los adornos del Aula Pablo VI este año son del Estado de México

    0 comentarios

    CIUDAD DEL VATICANO, miércoles, 16 diciembre 2009 (ZENIT.org).- Durante la Audiencia general de este miércoles, en el Aula Pablo VI del Vaticano, se presentó al Papa Benedicto XVI el belén y el árbol mexicanos que permanecerán durante este tiempo natalicio hasta inicios de febrero en ese lugar de encuentro del Papa con los peregrinos.

    No es la primera vez que el aula se adorna con decoraciones mexicanas: hace dos años el Estado de Jalisco donó también un pesebre y los adornos del árbol de Navidad, en el marco de las celebraciones del XV aniversario del restablecimiento de las relaciones entre México y la Santa Sede.

    El segundo país con mayor número de católicos en el mundo este año, en esta ocasión, presenta además una muestra fotográfica sin precedentes en Roma: se trata de murales de paisajes del Estado de México, expuestos a turistas, peregrinos y curiosos en la Vía de la Conciliación, la avenida que une el Vaticano con la ciudad de Roma.



    Se trata de veinte imágenes de un metro de altura que muestran escenas de inspiración religiosa de los municipios mexiquenses de Texcoco, Sinacantepec, Toluca, Valle de Bravo, Teotihuacan, Malinalco, Acolman y Tepozotlán.


    En la inauguración de la exposición estuvieron presentes representantes de la Gobernación del Vaticano, una delegación de los 13 obispos del Estado de México, encabezada por el arzobispo de Tlanepantla y presidente de la Conferencia Episcopal Mexicana, monseñor Carlos Aguiar Retes, el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto y los embajadores mexicanos ante la Santa Sede e Italia.

    Roma descubre la Navidad mexicana

    En declaraciones a la agencia ZENIT, monseñor Aguiar Retes explica que con esta iniciativa México quiere compartir el espíritu de la Navidad con los romanos y las decenas de miles de peregrinos que vendrán en estos días a la Ciudad Eterna.

    Y revela: "vi que el Santo Padre estuvo muy contento al contemplar el nacimiento".

    "La Navidad es una fiesta familiar, una fiesta que integra a los miembros, en la que se hace un intercambio de regalos, se comparten los alimentos y se recuerda que el mayor intercambio que el Señor nos ha dado ha sido su Hijo. Por lo tanto es un momento de evangelización muy importante", aclara.

    El prelado constata que México, en sus costumbres navideñas, "ha asimilado las tradiciones de otros países, como el nacimiento de aquí de Italia", pero por otra parte está contribuyendo con su arte y tradiciones a que el resto de la humanidad viva con nuevas expresiones de alegría estos días.

    "Creo que México tiene mucho que ofrecer y las posadas, las piñatas, que son tan propias poco a poco van a ir integrándose en otros ámbitos, tanto en Estados Unidos, con los migrantes, como en otros países de América Latina".

    Las "posadas", como el prelado indica, "es un novenario en el que se hace la petición de posada, recordando el momento en el que María y José andaban con la preocupación del nacimiento de su Hijo, sin tener ninguna seguridad para que dicho nacimiento fuera digno".

    "Creo que todos esos elementos lo capta muy bien el pueblo, comprende hasta dónde llega el amor de Dios y evangeliza en la práctica con las pastorelas y con los rompimientos de piñatas de una forma muy profunda", asegura.

    México más cerca de Roma


    Por su parte el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, ha explicado a ZENIT, que con este regalo al Papa se muestra que en ese Estado "hay una gran riqueza cultural, histórica y costumbrista alrededor de estas celebraciones navideñas, que sin duda se explica con la influencia de la evangelización que se dio en nuestro país".

    "Creo que también es un vínculo que se establece con la sede de Pedro", añade.

    Por Mercedes de la Torre

    Por foro aragón liberal - 19 de Diciembre, 2009, 20:28, Categoría: Recursos navideños
    Enlace Permanente | Referencias (0)

    Artículos anteriores en Recursos navideños




    <<   Octubre 2017    
    LMMiJVSD
                1
    2 3 4 5 6 7 8
    9 10 11 12 13 14 15
    16 17 18 19 20 21 22
    23 24 25 26 27 28 29
    30 31      

    Enlaces Recomendados
    Acción Familia. Chile
    Aciprensa
    AICA
    Aragón Liberal
    BEC Multimedios
    Blog navideño: Plugmas
    Catholic.net
    eGrupos
    Fluvium
    Navidad y Nieve
    Opus Dei
    ZoomBlog

     

    Blog alojado en ZoomBlog.com