El Blog de la Navidad
La Navidad en Aragón Liberal


Inicio


Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [303] Sindicar categoría
Adviento [26] Sindicar categoría
Cuaresma [10] Sindicar categoría
Cuentos [27] Sindicar categoría
Felicitaciones de Navidad [120] Sindicar categoría
Recursos navideños [38] Sindicar categoría
Reyes Magos [33] Sindicar categoría
Semana Santa [3] Sindicar categoría
Villancicos [50] Sindicar categoría

Archivos
Enero 2013 [2]
Diciembre 2012 [19]
Enero 2011 [10]
Diciembre 2010 [62]
Febrero 2010 [3]
Enero 2010 [17]
Diciembre 2009 [37]
Noviembre 2009 [7]
Junio 2009 [2]
Mayo 2009 [2]
Abril 2009 [4]
Marzo 2009 [8]
Febrero 2009 [4]
Enero 2009 [16]
Diciembre 2008 [92]
Noviembre 2008 [28]
Octubre 2008 [1]
Marzo 2008 [2]
Enero 2008 [26]
Diciembre 2007 [263]
Noviembre 2007 [3]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


4 de Enero, 2009


FELIZ DIA DE REYES

NOTICIAS

5.1.2009.



Por: Remedios Falaguera

Cuenta una leyenda que hubo un cuarto Rey Mago que llegó tarde al punto de encuentro para iniciar su viaje con los otros tres porque se entretuvo ayudando a un anciano..

0 comentarios


FELIZ DIA DE REYES

Cuenta una leyenda que hubo un cuarto Rey Mago que llegó tarde al punto de encuentro para iniciar su viaje con los otros tres porque se entretuvo ayudando a un anciano. 


A pesar de saber que el camino era largo, difícil y cansado para un hombre solo, no le importó seguir a la estrella  "que iluminaba más que las demás" y encaminarse hacia Belén. 

Como era propio de él, a lo largo del camino ofreció su ayuda a muchos necesitados. Esto le retraso el viaje, y cuando llegó a la pequeña gruta de Belén, la Sagrada Familia ya había partido a Egipto, en donde intentó buscarlos infructuosamente. 

Triste y cansado volvió a su palacio. Allí se encontró a los otros Magos que le contaron lo que habían visto y oído sobre el niño Jesús. Un niño sobre unas pajas que había nacido para conquistar los corazones de los humildes.

"Al verlo, reconocieron las cosas que les habían sido anunciadas sobre este niño" y arrodillándose le adoraron y le entregaron sus regalos: Un cofre con oro, que simboliza la Realeza. Un tarro de incienso, como muestra de su Divinidad, y, un saquito de mirra,  como símbolo de la sangre y el dolor de Aquel que dará su vida por la humanidad. 

Mientras los escuchaba comprendió que aquel pequeño Niño era aquel que "elige a los necios (según el mundo) para confundir a los sabios, a los débiles para sorprender a los fuertes, a los que son nada para avergonzar en su prepotencia a los que se creen algo". 

Y entonces, desde lo más profundo de su corazón, prometió gastar todo lo que tenia hasta encontrarle, a pesar de saber que viajar solo significaba encontrarse con muchas dificultades. No le importó. Eligió sus mejores joyas, e inmediatamente se puso en camino. 

Pero nunca llegaba a su destino pues se enredaba arreglando las miserias del mundo.  


Por fin, ya anciano alcanzó a Jesús subiendo al Gólgota, y de dijo: "Toda mi vida te he buscado sin poder encontrarte y ofrecerte las mejores joyas que poseo". 

Y Jesús, con su mirada llena de comprensión y cariño, le contestó: "No necesitabas buscarme, porque tú siempre estuviste a mi lado. Cada vez que ayudaste a uno de mis hijos, me regalabas una de tus joyas más preciadas".

¡Feliz Noche de Reyes! Y recordemos que "el presente, aunque sea un presente fatigoso, se puede vivir y aceptar si lleva hacia una meta, si podemos estar seguros de esta meta y si esta meta es tan grande que justifique el esfuerzo del camino." (Benedicto XVI)

Por foro aragón liberal - 4 de Enero, 2009, 22:05, Categoría: Reyes Magos
Enlace Permanente | Referencias (0)

Epifanía. ¿Soñadores en pos de una estrella?

6.1.2009.



"Epifanía" es una palabra griega que significa, literalmente, "manifestación, revelación". Celebra, ni más ni menos, la "manifestación" del Hijo de Dios al mundo, su revelación a los pueblos gentiles, representados en los Reyes Magos.


¿Soñadores en pos de una estrella?

Fuente: Catholic.net
Autor: P. Sergio A. Córdova LC



"Epifanía" es una palabra griega que significa, literalmente, "manifestación, revelación". Celebra, ni más ni menos, la "manifestación" del Hijo de Dios al mundo, su revelación a los pueblos gentiles, representados en los Reyes Magos.

El día de Reyes es, tradicionalmente, un día de alegría, de luz, de fiesta. Es el día de los regalos. Todos guardamos vivencias entrañables de nuestra infancia. Decir "día de Reyes" equivale a poner en marcha toda la fantasía infantil para soñar cosas maravillosas: los tres Reyes Magos, con espléndidas caravanas y rico séquito, procedentes de Oriente, cargados de regalos para todos los niños del mundo. Sus Majestades reales –que la tradición llama Melchor, Gaspar y Baltasar—vienen de las lejanas tierras de Arabia, Persia y Mesopotamia, montados en camellos y dromedarios, trayendo al Niño Dios exóticos regalos.

Diríamos que en este día se mezclan los sueños, la poesía, el folklore, la religiosidad y la leyenda. Y, aunque el Evangelio de san Mateo nos ofrece elementos interesantes, basados en la literatura profética de Isaías y en la tradición mesiánica del pueblo judío, con cierto aire escatológico, en realidad no sabemos exactamente cómo sucedieron las cosas. Aún hoy en día discuten los teólogos y los exegetas para interpretar el prodigioso suceso de la Epifanía: el misterio inaudito de la estrella, los magos que siguen señales celestes, los espléndidos regalos, etc.

Pero dejemos nosotros a un lado las complicaciones hermenéuticas de los eruditos para centrarnos, con sencillez, en lo esencial del misterio. Estos Reyes Magos tienen muchísimas cosas que enseñarnos, sobre todo al hombre moderno, tan contaminado de racionalismo, pragmatismo y materialismo. El hombre de hoy exige argumentos palpables, empíricamente cuantificables y "seguros" para poder dar un paso hacia adelante, sobre todo cuando se ven comprometidas sus decisiones vitales.

Pero estos personajes de Oriente, sin haber recibido el don de la fe monoteísta del Pueblo elegido ni la esperanza en un Mesías Salvador como lo entendía Israel, sin pruebas contundentes y científicamente verificables, se ponen en marcha hacia lo desconocido, siguiendo la luz de una estrella. Para la mentalidad del mundo, esos hombres serían unos pobres ilusos, unos simples "soñadores" o unos aventureros a ultranza. Sin embargo, ellos seguían la estrella de una fe, en la que descubrían mucho más que un dato astrológico; para ellos, ése era un lenguaje divino, un signo trascendente que hablaba directamente a sus corazones y los invitaba a buscar a ese "Rey" de los judíos, que ellos intuían como el Mesías esperado de los pueblos. Seguramente conocían las Escrituras y en esa señal del cielo descubrieron la voz misma de Dios que los llamaba a buscarlo.

¿Cuántos de nosotros somos capaces de descubrir en una "estrella" –que pueden ser las mil circunstancias de cada día: un encuentro, una noticia alegre o desagradable, una enfermedad, etc.— a través de la cual nos habla Dios nuestro Señor y nos revela su voluntad santísima sobre nosotros? ¿Y cuántos tenemos el valor de seguir esa estrella, aunque eso nos exija romper nuestras seguridades demasiado "humanas" y terrenas, confiar en la voz de Dios y ponernos en camino –como los Reyes Magos, como Abraham, como la Santísima Virgen— "hacia el lugar que Él nos mostrará"? ¿Por qué no dejarnos guiar, también nosotros, por esa "estrella" de la fe? ¡Ojalá que también nosotros tengamos el valor de seguir la estrella que Dios nos manda!

Pero, ¡atención!, porque esa estrella puede también ocultársenos de cuando en cuando, como les pasó a los Magos. Y es entonces cuando necesitamos de una fe todavía más grande y fuerte para seguir caminando, a oscuras; es decir, aunque no vemos ya casi nada, aunque no sepamos por dónde nos conduce Dios, aunque no comprendemos por qué nos trata de una manera o de otra –por ejemplo, cuando permite un gran sufrimiento moral, una desgracia personal o la enfermedad de un ser querido—. A veces no vemos la estrella. Pero es preciso seguir confiando.

Ella sigue allí, arriba, en el cielo, aunque de momento no la veamos. Ya reaparecerá. Es la seguridad de Dios la que ha de impulsarnos a continuar hacia adelante, hasta llegar al lugar en donde se encuentra el Niño Dios junto con su Madre santísima y san José.

Pero también en este momento necesitamos la fe, para descubrir en ese Bebé recién nacido al Hijo de Dios, encarnado para redimirnos. No pensemos en un Mesías poderoso, en un palacio adornado de oro y marfil, rodeado por miles de servidores… No. Es un Mesías pequeñito, humilde, pobre, indefenso. ¡Y ése es Dios! También se requiere la fe para descubrir a Dios en las cosas pequeñas, en un niño pobre, en un mendigo, en un hombre que sufre, en un borrachito, en una pobre prostituta… Dios se esconde entre esas pajas humanas y es su modo de actuar, tan inaudito e insospechado para nuestra mente humana.

Y, una vez ya en la gruta de Belén, postrémonos ante el Niño Dios para adorarle y ofrecerle nuestros regalos, como los Reyes Magos. Ellos le ofrecieron: oro, el regalo propio de los reyes; incienso, oferta tributada sólo a Dios; y mirra, don ofrecido al Hombre verdadero. Ellos le llevaron el regalo más preciado de su tierra de origen. También nosotros ofrezcámosle al Niño lo mejor de nuestra alma: el oro de nuestro amor, de nuestra fe y confianza en Él; el incienso de nuestra piedad y adoración; la mirra de nuestra obediencia y humildad.

¿Qué les vas a regalar hoy al Niño Jesús? ¿Cuál va a ser tu oro, tu incienso y tu mirra?

La Historia:

Mateo 2, 1-12: Nacido Jesús en Belén de Judea, en tiempo del rey Herodes, unos magos que venían del Oriente se presentaron en Jerusalén, diciendo: «¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Pues vimos su estrella en el Oriente y hemos venido a adorarle.» AL oír esto, el rey Herodes se sobresaltó y con él toda Jerusalén. Convocó a todos los sumos sacerdotes y escribas del pueblo, y por ellos se estuvo informando del lugar donde había de nacer el Cristo. Ellos le dijeron: «En Belén de Judea, porque así está escrito por medio del profeta: Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres, no, la menor entre los principales clanes de Judá; porque de ti saldrá un caudillo que apacentará a mi pueblo Israel.Entonces Herodes llamó aparte a los magos y por sus datos precisó el tiempo de la aparición de la estrella. Después, enviándolos a Belén, les dijo: Id e indagad cuidadosamente sobre ese niño; y cuando le encontréis, comunicádmelo, para ir también yo a adorarle. Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y he aquí que la estrella que habían visto en el Oriente iba delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo encima del lugar donde estaba el niño. Al ver la estrella se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa; vieron al niño con María su madre y, postrándose, le adoraron; abrieron luego sus cofres y le ofrecieron dones de oro, incienso y mirra. Y, avisados en sueños que no volvieran donde Herodes, se retiraron a su país por otro camino.

Por foro aragón liberal - 4 de Enero, 2009, 12:04, Categoría: Reyes Magos
Enlace Permanente | Referencias (0)

Los hospitales públicos de Aragón re cibirán la visita de los Reyes Magos



Actuaciones y actividades de animación acompañarán el reparto de regalos a los niños ingresados para trasladarles la alegría de la fiesta y para que compartan sonrisas con el Ñiño Dios.


 

Los hospitales públicos de Aragón recibirán el 5 y el 6 de enero la visita de los Reyes Magos con actividades de animación y actuaciones musicales y teatrales para los niños que están ingresados en los distintos centros sanitarios.

 

El Hospital Clínico Universitario de Zaragoza celebrará su fiesta infantil mañana lunes 5 de enero. Los Reyes Magos llegarán a las 16:30 horas y, ayudados por los bomberos de Zaragoza, accederán a la quinta planta del centro para hacer entrega de los regalos. En torno a las 17:15 horas está previsto el inicio de la fiesta infantil en el salón de actos con magos y payasos.

 

Ya en la provincia de Huesca, ese mismo día, los Reyes Magos visitarán el Hospital de Alta Resolución del Pirineo, entre las 17:00 y las 17:30 horas, en una fiesta organizada por la Asociación de Vecinos del Barrio Norte.

 

En el Hospital San Jorge de Huesca, la visita comenzará a las 17:30 horas con un recorrido por las plantas del centro, donde entregarán un detalle a todos los pacientes ingresados. Sobre las 19:30 horas, la fiesta continuará en el salón de actos.

 

La festividad del Día de Reyes continuará en el resto de los hospitales el 6 de enero. El primero que recibirá la visita de los Magos de Oriente será el Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, a las 10 horas, con la colaboración de los bomberos del Ayuntamiento de Zaragoza, que con su autoescala harán la entrada al Hospital Infantil. La Coral Amici Musicae recibirá a los Reyes.

 

En torno a las 11 horas, está prevista su llegada al Hospital Ernest Lluch de Calatayud, donde entregarán regalos a los niños ingresados en la planta de Materno-Infantil.

 

En el Hospital de Alcañiz la fiesta comenzará a las 12:00 horas, con la entrega de regalos a los niños hospitalizados. En el Hospital Obispo Polanco de Teruel la visita se iniciará a las 12:30 horas. También en el Hospital de Barbastro se espera la llegada de los Reyes Magos, será a partir de las 12:00.

Por foro aragón liberal - 4 de Enero, 2009, 11:58, Categoría: Reyes Magos
Enlace Permanente | Referencias (0)




<<   Enero 2009  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Enlaces Recomendados
Acción Familia. Chile
Aciprensa
AICA
Aragón Liberal
BEC Multimedios
Blog navideño: Plugmas
Catholic.net
eGrupos
Fluvium
Navidad y Nieve
Opus Dei
ZoomBlog

 

Blog alojado en ZoomBlog.com